Publicidad


Aunque puede parecer muy complicado, lo cierto es que con un poco de paciencia y con los instrumentos adecuados podemos conseguir un look perfecto.
Si tenemos el cabello un poco rizado.

1- La mejor opción es secarlo totalmente con un  secador con poco caudal de aire, si no se hace así, el cabello podría encresparse y eso complicaría el proceso.

2- A continuación, si disponemos de rulos calientes los aplicaríamos por todo el cabello.

3- Se realizará una gran raya lateral en el centro de la cabeza y tomaremos mechones más o menos del grosor del rulo para enrollarlos por toda la cabeza.

4- Escogeremos los de más grosor, ya que así nos proporcionará bucles más grandes que permitirán crear ondas muy suaves.
Si el cabello es liso.

5- Procederemos igual que con el cabello rizado, pero sin utilizar el difusor y por lo tanto, el caudal de aire del secador puede ser todo lo intenso que queramos, ya que no existe el peligro de que se encrespe.

6- Una vez secado boca abajo, para dar mayor volumen a las raíces, la opción de los rulos calientes, será casi imprescindible, ya que es la única manera de que se fije bien el rizo y se mantenga por más tiempo.

7- Con rulos convencionales también se puede conseguir, pero el cabello deberá estar ligeramente húmedo, lo que alarga el proceso considerablemente.

8- Cuando se enfríen los rulos térmicos, los iremos desenrollando con cuidado.

9- Cepillaremos con un peine con púas muy anchas para quitar las marcas de separación entre rulo y rulo.

10- No se debe cepillar demasiado ya que podríamos deshacer el rizo, la idea es que se unan unos con otros para que resulte una ondulación suave.

11- Con una tenacilla eléctrica, también podremos obtener una melena rizada, aunque tenemos que tener cuidado con el tamaño que se elige, ya que si es pequeña, los rizos serán demasiado intensos y no resultará la melena ondulada que buscamos.

12- Secaremos totalmente el cabello, igual que con los rulos térmicos.

13- Tomaremos mechones, lo más gruesos que la herramienta nos permita (si son demasiado gruesos el calor de la tenacilla no llegará al interior del mechón y no se rizará.

14- Poco a poco rizaremos todo el pelo dejándolo luego enfriar, pasaremos el cepillo o peine igual que en el paso anterior (Con cuidado de no deshacer mucho la forma)

15- Una vez conseguida la ondulación, lo mejor es poner un poco de laca
suavemente por la parte exterior y. ¡Listo! un resultado excepcional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © 2011 X Nosotras. Designed by MakeQuick, blogger theme by Blog and Web | Posts RSS | Comments RSS